lunes, 27 de julio de 2015

Por Humberto Marcano Rodríguez



NO VOTARÉ








Puedo  asegurar categóricamente que  NO  SOY abstencionista, creo  en las  elecciones porque  soy un demócrata   convencido de  que las mismas  son parte  fundamental de todo  sistema  democrático, junto  con la independencia total  de los poderes, la descentralización y la alternabilidad, pero para votar  es necesario que mi voto tenga valor, (una persona, un voto), que  el mismo  no sea manipulado y sea  en verdad secreto, amo  la democracia y la libertad, creo  que los partidos políticos, porque  sin  ellos no puede  existir  democracia  en país  alguno, pero no creo  en lo politiqueros  de oficio en que  se han convertido los  directivos (dueños) de los  partidos  políticos en este país, me niego  a votar  porque  en este país  no existe  democracia desde hace muchos  años, vivimos  bajo un régimen  totalitario, militarista manejado  en lo político desde  el imperio cubano  por  los  sanguinarios  hermanos Castros y su cáfila de  secuaces, me niego  a votar porque nuestro país no es libre, no es independiente,  está  sometido  a la  dictadura  de los  muertos  de hambre, patanes y expoliadores e  invasores  cubanos, me  niego a votar, porque  no me  siento representado  por  los  directivos  de la MUD y menos  por  los  seudos  directivos (dueños) de los partidos políticos  que hacen vida en esa  entelequia  denominada MUD, que  solo han servido para  legitimar este  régimen castro-comunista,  ilegal e ilegítimo.  Se ha preguntado usted amable lector ¿Cuándo fue la última vez  que en  esos partidos políticos que  se  dicen democráticos, se hicieron  elecciones   para escoger  a  sus  directivos  tanto nacionales   como regionales?  Son tantos   los  años que  a la mayoría  de la gente  se le ha olvidado, por  ejemplo  ¿Sabe  usted cuantos  años  lleva Ramos  Allup   como secretario general de AD y Julio Borges  como jefe  de Primero Justicia sin llamar  a unas  verdaderas y democráticas  elecciones?


En un país   donde  se tiene un Consejo   Nacional  Electoral (CNE), no independiente, que todos  sabemos  que   se ha convertido en una oficina  electoral  de Miraflores y del PSUV, donde  el único  cambio  existente  es la  sustitución del rector  masculino,  el anterior  era una ficha  del Grupo la Colina, manejada esta  por  el foro de Sao Paulo, organismo  fundado   y dirigido por Fidel Castro  y Lula da Silva y el de  ahora  es  mandadero del  dueño de AD, un CNE donde  los 23  directivos   regionales  son  miembros  del PSUV al igual  que  el consultor jurídico y los técnicos   que  manejan el sistema  electoral  así  como la  sala  de totalización, donde la tal MUD nos  engaña  asegurándonos  que tienen cubierto  el 100% de las  mesas  electorales, cuando  la realidad es  que  apenas  han llegado al 70%  en  elecciones  anteriores  y donde  se sabe  que  en el interior  del país en centros  electorales  en algunas meses no ha existido representación  de la MUD, pero  aparte  de  todo esto  que más tenemos:


Un Registro Electoral Permanente (REP) totalmente  envenenado, donde  según  el informe presentado por  el fallecido Erik Ekval antes  de las primarias  para  elegir  el candidato presidencial que  se mediría  contra  Hugo Chávez, demostró  que  existían CINCO MILLONES  DE VOTOS  FANTASMAS, informe  que  sigue  vigente (si alguien lo desea  se le puede  enviar), cantidad de votos  que  le permite  al CNE  y al PSUV manejar las  cifras  a su antojo y poder preparar  el gran fraude.


¿Por qué no se  eligen los miembros  de mesa en forma  pública y no discrecional por  el CNE  como ha  sido  su costumbre? Que en los  centros  electorales  sean los presidentes  de mesas lo  que  dirijan  el proceso y nada y nada tengan  que  ver en ello  los  supervisores  del CNE, por  ser funcionarios  de  ese organismo y tampoco  exista ninguna participación de  miembro  alguno  del Plan República.

Que  sean eliminadas  en su totalidad las capta huellas, debido  a su uso  el voto  pierde  su  condición de secreto y eso es ya tan público  que  el propio Maduro cuando las primarias  del PSUV alardeo de que  ellos  estaban  en el pleno  conocimiento de la identidad de  sus  votantes.

La no utilización  de milicianos  en el plan república, ya  que los mismos  son gente  del PSUV y  que  el  plan república  sea  solo para   el resguardo exterior  de los  centros  electorales, no teniendo   sus miembros  ninguna clase  de intervención en el proceso  electoral, no pude  ser  confiable  ninguno de los integrantes  del plan república, su  condición de militares y de la  disciplina vertical existente  en este  organismo, así  como  las  constantes  declaraciones  tanto  del Ministro  de la defensa y jefe  del comando estratégico operacional  como de los  comandantes  de los  componentes  sobre su  condición  de chavistas, es una  demostración de  su total parcialidad.


Que  se  establezca  una  paridad  en todos  los  medios  de  comunicación del estado durante la campaña  electoral,  de tal manera  que  se elimine  el ventajismo  comunicacional  existente, así  como  el no uso de los bienes   del estado para  hacerle propaganda  a los candidatos oficialistas.


Establecer un horario  electoral de fiel  cumplimiento y  que no se dicten prórrogas  caprichosas a criterio  del CNE, quedando  excluidos   totalmente  de eso  los miembros  del plan  república, que los  escrutinios  se hagan en forma  manual revisándose  todas las actas y el 100 %  de las  meses  del centro en forma pública  con participación  de votantes  y sin ninguna clase  de intervención del plan república, de igual manera  que la tinta indeleble a usarse  sea  auditada  en cada mesa  antes  de comenzar  el proceso  de votación en presencia  de testigos.


Que se  dejen en libertad total  a los presos   políticos, se les  suprima   la  aberrante  e ilegal  presentación judicial a los miles   de estudiantes sometidos  a esa  humillación y se permite  el  regreso libre y  con garantías  a todos  los  venezolanos  que  se  encuentran  en el exterior y  que  así deseen  hacerlo. (Amnistía general)


Que  se permita  la participación  como veedores  garantes  del proceso a funcionarios   de la OEA, ONU,MERCOSUR, Unión Europea, UNASUR y ONGs de  derechos  humanos, que puedan  supervisar con  sus técnicos  libremente todo  el proceso  electoral y ofrecer   declaraciones  sin restricciones sin que  le  sean coartados  el derecho  al libre tránsito en todo  el territorio nacional


No se trata  de estar mendingando condiciones mínimas, se trata  de  exigir  las  condiciones plenas que  deben existir  en todo proceso  electoral  si este es democrático, de lo  contrario es  que ya  el fraude   lo tienen montado y las  elecciones  son UN TOTAL  ENGAÑO, PORQUE  SON FRAUDULENTAS, es  aquí  donde  se plantea, ¿Cuál  es la razón existente  para  que los  directivos  de la MUD y de los partidos políticos  que hacen vida en la misma, llamen a la gente  desesperadamente  a votar y se nieguen sistemáticamente a  exigir  estas condiciones, que no vengan con el mismo  cuento, de  que ya no hay tiempo,  tiempo ha  sobrado  para  hacerlo. Está  demasiado  a la vista esa  condición de  colaboracionistas  del régimen.


En cuanto  al manido  cuento de los  espacios, debo recordar  que  se fue  a los  comicios  del 2010 para  la  elección de los actuales  diputados  y a la vez  nos preguntamos ¿Dónde  está la labor  que han desarrollado en estos  cinco  años?,  una  constante y vergonzosa  inasistencia  a las  reuniones, a la fecha  aún están  en mora  en la presentación del balance  de sus  gestiones  al  elector, todos  callaron  ante la aberrante   defenestración como  diputados de Mardo y de María Corina Machado, hay   diputados  que  son anónimos ya que jamás  han  solicitado un derecho  de palabra  en alguna sesión, en cuanto  a los  diputados  del Parlatino ¿Alguien  los  conoce?


Personalmente no le  estoy pidiendo    a nadie  que no vaya  a votar, cada quien es libre  de hacerlo y es  su conciencia   la que ha de dictarle  lo que tenga  que hacer, pero  que  entienda  que  ir a proceso  electoral con todas esas  condiciones adversas, es una forma  de  complacer a la MUD en sus intereses no patrióticos  y menos  democráticos y  que  al fin solo se busca seguir  legitimando  al régimen y nuestra  dependencia  del régimen  cubano, yo   en lo particular me  sentiría  avergonzado estar en una cola para  asistir  a  ese proceso  en esas condiciones, porque no  existe  ninguna situación favorable  para  el libre  ejercicio  del voto,  porque  en esas condiciones  mi voto ha  de  ser manipulado y sin garantía  del  secreto  del mismo.


CUANDO  LA DICTADURA Y LA REPRESIÓN SE HACEN LEY, LA REBELIÓN ES UN SAGRADO  DERECHO


hjmrodriguez@gmail.com   ///   Twitter:@Hmarcanor

jueves, 23 de julio de 2015

La capitulación de Fedecámaras















Diego Arria sobre la “propuesta” de los empresarios


El decálogo presentado al país por el gremio no es una propuesta para reactivar al país; es una contribución para encubrir la realidad. Sin dudas, es una capitulación de Derechos. De libertad. Y hasta de dignidad.

Tras el término de su Asamblea Anual, los empresarios agrupados en Fedecámaras señalaron: “Esperamos iniciar un proceso de discusión con el Gobierno para que conduzca a acuerdos sustantivos y tangibles para la superación de las dificultades actuales con sentido de compromiso y urgencia”.

Ante esto, tengo la obligación moral de pronunciarme.

Señores Directores de Fedecámaras:
Me dirijo a ustedes públicamente, no como político sino como el empresario agropecuario que fui hasta que mi finca “La Carolina” fuera saqueada por instrucciones de Hugo Chávez, de la misma forma que han sido robados miles de productores agrícolas e industriales. También lo hago como miembro que fui de la Asociación de Ganaderos de Carabobo, afiliada a su organización.

¿Y por qué lo hago hoy?

Porque después de leer las diez propuestas que ustedes formulan para lo que denominan “Reactivar el País”, se activaron todas las alarmas.

Me invadió un sentimiento de pena al constatar que no son solo dirigentes políticos los que insisten en vivir en negación de la realidad, sino que ustedes también, aunque por motivaciones distintas. Ellos procuran pequeños espacios de poder, y ustedes creen que al capitular ante la barbarie, activan la defensa de sus capitales.

¿Y quién entonces defiende al país? ¿Y a los presos políticos, a los exilados, a los perseguidos, a los torturados, a los indignados , a los defraudados?

Pero lo peor es que ustedes no satisfechos con eso, se convierten en aliados estratégicos del régimen para reducir la tragedia social y humana de Venezuela a algunas de sus dimensiones económicas. Una vergonzosa contribución para intentar encubrir la realidad de una dictadura.

Estas no son propuestas para “Reactivar un país”. 

Un país no se reactiva sin la existencia de un Estado de Derecho. Un país no se reactiva apropiándose de los bienes de sus ciudadanos. Un país no se reactiva asociándose a las peores causas de la humanidad. Un país no se reactiva asfixiando a los medios privados de comunicación. Un país no se reactiva persiguiendo a los disidentes. Un país no se reactiva apropiándose de los poderes judicial, legislativo, contralor o de fiscalización. Un país no se reactiva cuando designa verdugos para perseguir e inhabilitar a los que le hacemos resistencia.

Un país no se reactiva con un ente electoral fraudulento. Un país no se reactiva con la gravísima crisis de gobernabilidad. Un país no se reactiva con una fuerza militar convertida en una fuerza de ocupación controlada por la tiranía castrista. Un país no se reactiva cuando ustedes saben que estamos corriendo el riesgo de convertirnos en un Estado fallido, y aún más grave, cuán alto es el riesgo de caer en la disolución de la vida civil.

¿Cómo se reactiva un país cuyo patrimonio es asaltado diariamente por los jerarcas?. ¿Cómo se reactiva un país que regala su riqueza para comprar apoyos en el exterior?. ¿Cómo se reactiva un país, desde su perspectiva de “acuerdos sustantivos y tangibles” con la crisis de gobernabilidad?
En su decálogo, ustedes saben, pero obvian que sin Estado de Derecho no puede existir ningún modelo económico que tenga sentido. 

Esta coincidencia de sus propuestas con las presentadas recientemente por Henrique Capriles le facilita al régimen presentar al mundo que un líder político y la cúpula empresarial coinciden conceptualmente: Para salir de su tragedia humanitaria Venezuela solo requiere de medidas económicas.

¡Amigos! Cómo se les ocurre colaborar –sí, colaborar- de esta manera con este régimen abominable, proyectado al mundo como un narcoestado protector de terroristas, que impide reactivar a Venezuela.
Y ambos lo han hecho con un lenguaje muy cuidadoso, de manera de no irritar ni confrontar al régimen; ni siquiera en el papel.

Ustedes no fueron capaces de mencionar una sola palabra sobre las más de cuatro mil fincas confiscadas. De las cientos de industrias. O sea, para ustedes la reactivación del país no necesita de esas empresas, hoy saqueadas por el régimen.

En 2010, en el Seminario de Veneconomía les dije: “Los van a liquidar uno por uno, pero como el número lo tienen en sus espaldas piensan que no es con ustedes sino con otros”. Luego en 2012, en la Asamblea Anual de Fedecámaras en Margarita les dije lo mismo: “Veo con pena que siguen ustedes pensando que el problema es de otros”. También les dije “Lo que está en juego hoy es el país, condenado a muerte por este régimen, sobre todo el futuro de los más jóvenes y de los más pobres”.

Me apena profundamente que la cúpula empresarial de Venezuela presente una propuesta que realmente es una de capitulación, de rendición de principios fundamentales de una sociedad libre. 

Lo terrible es que ustedes saben bien que han decidido cerrar los ojos y los oídos para seguir viviendo en negación..

Las propuestas que se hagan al país deben ser concertadas con el país; en atención a las necesidades del país. Jugar a la democracia con un régimen enemigo de la democracia, de las características de la República, de la libre empresa, de la visión productiva de la sociedad, no defiende ni espacios de poder político ni capitales. 

El país merece un empresariado interesado de verdad en sus inversiones; y eso no se demuestra bajando la cabeza y esperando el turno para la ejecución.

Diego Arria
20 de julio,2015

Aquí las 10 propuestas de Fedecámaras para la economía venezolana: http://www.fedecamaras.org.ve/detalle.php?id=2654

martes, 21 de julio de 2015

El Portero del prostíbulo

No había en aquel pueblo un oficio peor conceptuado y peor pagado que el de portero del prostíbulo... Pero ¿qué otra cosa podría hacer aquel hombre?

De hecho, nunca había aprendido a leer ni a escribir, no tenía ninguna otra actividad ni oficio. En realidad, era su puesto porque su padre había sido el portero de ese prostíbulo y también antes, el padre de su padre. Durante décadas, el prostíbulo se pasaba de padres a hijos y la portería se pasaba de padres a hijos.Un día, el viejo propietario murió y se hizo cargo del prostíbulo un joven con inquietudes, creativo y emprendedor. El joven decidió modernizar el negocio.

Modificó las habitaciones y después citó al personal para darle nuevas instrucciones.

Al portero, le dijo:

- "A partir de hoy, usted, además de estar en la puerta, me va a preparar una planilla semanal. Allí anotará usted la cantidad de parejas que entran día por día. A una de cada cinco, le preguntará cómo fueron atendidas y qué corregirían del lugar. Y una vez por semana, me presentará esa planilla con los comentarios que usted crea convenientes."

El hombre tembló, nunca le había faltado disposición al trabajo pero...

- "Me encantaría satisfacerlo, señor", balbuceó. "Pero yo... yo no sé leer ni escribir."

- "¡Ah! ¡Cuánto lo siento! Como usted comprenderá, yo no puedo pagar a otra persona para que haga estoy y tampoco puedo esperar hasta que usted aprenda a escribir, por lo tanto..."

- "Pero señor, usted no me puede despedir, yo trabajé en esto toda mi vida, también mi padre y mi abuelo..."

No lo dejó terminar.

- "Mire, yo comprendo, pero no puedo hacer nada por usted. Lógicamente le vamos a dar una indemnización, esto es, una cantidad de dinero para que tenga hasta que encuentre otra cosa. Así que, los siento. Que tenga suerte."

Y sin más, se dio vuelta y se fue.

El hombre sintió que el mundo se derrumbaba. Nunca había pensado que podría llegar a encontrarse en esa situación. Llegó a su casa, por primera vez, desocupado. ¿Qué hacer?

Recordó que a veces en el prostíbulo cuando se rompía una cama o se arruinaba una pata de un ropero, él, con un martillo y clavos se las ingeniaba para hacer un arreglo sencillo y provisorio. Pensó que esta podría ser una ocupación transitoria hasta que alguien le ofreciera un empleo.

Buscó por toda la casa las herramientas que necesitaba, sólo tenía unos clavos oxidados y una tenaza mellada. Tenía que comprar una caja de herramientas completa. Para eso usaría una parte del dinero que había recibido.

En la esquina de su casa se enteró de que en su pueblo no había una ferretería, y que debería viajar dos días en mula para ir al pueblo más cercano a realizar la compra. ¿Qué más da? Pensó, y emprendió la marcha. A su regreso, traía una hermosa y completa caja de herramientas. No había terminado de quitarse las botas cuando llamaron a la puerta de su casa. Era su vecino.


- "Vengo a preguntarle si no tiene un martillo para prestarme."

- "Mire, sí, lo acabo de comprar pero lo necesito para trabajar... como me quedé sin empleo..."

- "Bueno, pero yo se lo devolvería mañana bien temprano."

- "Está bien."

A la mañana siguiente, como había prometido, el vecino tocó la puerta.

- "Mire, yo todavía necesito el martillo. ¿Por qué no me lo vende?"

- "No, yo lo necesito para trabajar y además, la ferretería está a dos días de mula."

- "Hagamos un trato", dijo el vecino. "Yo le pagaré a usted los dos días de ida y los dos días de vuelta, más el precio del martillo, total usted está sin trabajar. ¿Qué le parece?"

Realmente, esto le daba un trabajo por cuatro días... Aceptó. Volvió a montar su mula. Al regreso, otro vecino lo esperaba en la puerta de su casa.

- "Hola, vecino. ¿Usted le vendió un martillo a nuestro amigo?"

- "Sí..."

- "Yo necesito unas herramientas, estoy dispuesto a pagarle sus cuatro días de viaje y una pequeña ganancia por cada herramienta. Usted sabe, no todos podemos disponer de cuatro días para nuestras compras."

El ex–portero abrió su caja de herramientas y su vecino eligió una pinza, un destornillador, un martillo y un cincel. Le pagó y se fue..“...No todos disponemos de cuatro días para hacer compras”, recordaba.

Si esto era cierto, mucha gente podría necesitar que él viajara a traer herramientas.
En el siguiente viaje decidió que arriesgaría un poco del dinero de la indemnización, trayendo más herramientas que las que había vendido. De paso, podría ahorrar algún tiempo en viajes.

La voz empezó a correrse por el barrio y muchos quisieron evitarse el viaje. Una vez por semana, el ahora corredor de herramientas viajaba y compraba lo que necesitaban sus clientes.

Pronto entendió que si pudiera encontrar un lugar donde almacenar las herramientas, podría ahorrar más viajes y ganar más dinero. Alquiló un galpón. Luego le hizo una entrada más cómodo y algunas semanas después con una vidriera, el galpón se transformó en la primera ferretería del pueblo. Todos estaban contentos y compraban en su negocio.

Ya no viajaba, de la ferretería del pueblo vecino le enviaban sus pedidos. Él era un buen cliente.Con el tiempo, todos los compradores de pueblos pequeños más lejanos preferían comprar en su ferretería y ganar dos días de marcha.

Un día se le ocurrió que su amigo, el tornero, podría fabricar para él las cabezas de los martillos. Y luego, ¿por qué no? las tenazas... y las pinzas... y los cinceles. Y luego fueron los clavos y los tornillos...

Para no hacer muy largo el cuento, sucedió que en diez años aquel hombre se transformó con honestidad y trabajo en un millonario fabricante de herramientas. El empresario más poderoso de la región. Tan poderoso era, que un año para la fecha de comienzo de las clases, decidió donar a su pueblo una escuela. Allí se enseñarían además de lectoescritura, las artes y los oficios más prácticos de la época.

El intendente y el alcalde organizaron una gran fiesta de inauguración de la escuela y una importante cena de agasajo para su fundador. A los postres, el alcalde le entregó las llaves de la ciudad y el intendente lo abrazó y le dijo:

- "Es con gran orgullo y gratitud que le pedimos nos conceda el honor de poner su firma en la primera hoja del libro de actas de la nueva escuela."

- "El honor sería para mí", dijo el hombre. "Creo que nada me gustaría más que firmar allí, pero yo no sé leer ni escribir. Yo soy analfabeto."

- "¿Usted?", dijo el intendente, que no alcanzaba a creerlo.

- "¿Usted no sabe leer ni escribir?¿Usted construyó un imperio industrial sin saber leer ni escribir? Estoy asombrado. Me pregunto ¿qué hubiera hecho si hubiera sabido leer y escribir?"

- "Yo se lo puedo contestar", respondió el hombre con calma. "¡Si yo hubiera sabido leer y escribir... sería portero del prostíbulo!."

miércoles, 15 de julio de 2015

La Mejor Maestra



El primer día de clase, la señorita Ángela, maestra del último curso de Infantil, les dijo a todos sus alumnos que a todos quería por igual. Pero eso no era del todo cierto, ya que en la primera fila se encontraba, hundido en su pupitre, Juan García, a quien la profesora Ángela conocía desde el año anterior y había observado que era un niño que no jugaba bien con los otros niños, que sus ropas estaban desaliñadas y que necesitaba constantemente de un buen aseado.

Con el paso del tiempo, la relación entre la profesora y Juan se volvió desagradable, hasta el punto que ésta comenzó a sentir una preocupante antipatía por este alumno.

Un día, la dirección de la escuela le pidió a la señorita Ángela revisar los expedientes anteriores de cada niño de su clase para así comprobar su evolución. Ella puso el expediente de Juan el último, dudando incluso de leerlo. Sin embargo, cuando llegó a su archivo se llevó una gran sorpresa.

La maestra de segundo año escribía: Juan es un niño brillante con una sonrisa espontánea y sincera. Realiza sus desempeños con esmero y tiene buenos modales; es un deleite tenerlo cerca.

Su maestra de tercer año escribió: Juan es un excelente alumno, apreciado y querido por sus compañeros, pero tiene problemas en casa debido a la tensa relación de pareja que mantienen sus padres.

La maestra de cuarto año escribió: los constantes problemas en casa de Juan han provocado la separación de sus padres; su madre se ha refugiado en la bebida, y su padre apenas va a visitarle. Estas circunstancias están provocando un serio deterioro en su desempeño escolar, ya que no asiste a clase con la asiduidad y puntualidad característica, y cuando lo hace, provoca altercados con sus compañeros o se duerme.

En ese momento, la señorita Ángela se dio cuenta del problema, y se sintió culpable y apenada, sentimiento que creció cuando al llegar las fechas navideñas, todos los alumnos le llevaron los regalos envueltos en papeles brillantes y preciosos lazos, menos Juan, quién envolvió torpemente el suyo en papel de periódico. Algunos niños comenzaron a reír cuando ella encontró dentro de esos papeles arrugados, un brazalete de piedras al que le faltaban algunas cuentas, y un frasco de perfume a medio terminar. La señorita intentó minimizar las burlas que estaba sufriendo Juan, alabando la belleza del brazalete, y echándose un poco de perfume en el cuello y las muñecas.

Juan García se quedó ese día después de clase solo para decir: señorita Ángela, hoy oliste como cuando yo era feliz.

Después de que todos los niños se fueran, Ángela estuvo llorando durante una larga hora. Desde ese mismo día, renunció a enseñar solo lectura, escritura y aritmética, y comenzó a introducir la enseñanza de valores, sentimientos y principios a los niños. A medida que pasaba el tiempo, Ángela empezó a tomar un especial cariño a Juan, y cuanto más trabajaba con él desde el afecto y la comprensión, más despertaba a la vida la mente de aquél chavalín desaliñado. Cuanto más lo motivaba, más rápido aprendía, cuanto más lo quería, más comprendía. Y así, de este modo, al final del año, Juan se había convertido en uno de los niños más espabilados de la clase.

Un año después, la señorita Ángela encontró una nota de Juan debajo de la puerta de su clase contándole, que ella era la mejor maestra que había tenido en su vida.

Pasaron 7 años antes de que recibiera otra nota de Juan. Esta vez le contaba que había terminado primaria y que había obtenido una de las calificaciones más altas de su clase, y que todavía ella era la mejor maestra que había tenido.

Pasaron 7 años, y recibió otra carta. Esta vez explicándole que no importando lo difícil que se habían puesto las cosas en ocasiones, y los esfuerzos que habían tenido que realizar para sacar adelante los estudios, había permanecido en la escuela y pronto se matricularía en la Universidad, asegurándole a la señorita Ángela, que ella seguía siendo la mejor maestra que había tenido en su vida.

7 años más tarde recibió una carta más. En esta ocasión le explicaba que después de haber recibido su título universitario, decidió ir un poco más lejos, seguir estudiando y aprendiendo cosas nuevas. En la firma de su carta, llamaba la atención la longitud de su nombre: Dr. Juan García Corrales. En la posdata, aparecían las siguientes palabras: sigues siendo la mejor maestra que he tenido en mi vida.

Al poco tiempo, y sin Ángela esperárselo, le llegó otra carta en la que Juan le contaba que había conocido a una chica y que se iba a casar. Le explicó que su madre había muerto hacía poco tiempo, y le preguntó si accedería a sentarse en el lugar reservado para la madre del novio. Por supuesto, ella aceptó.

Para el día de la boda, Ángela se vistió con sus mejores galas, se puso aquél brazalete de piedras faltantes que un día Juan le regalara, y se aseguró de usar el mismo perfume que le recordaba a Juan los tiempos de la felicidad.

Cuando llegó el día señalado, y se vieron las escalinatas de la iglesia, el Doctor Juan García, apenas reconocerla, se disculpó de sus acompañantes y se dirigió diligentemente hacia donde ella le miraba con emocionada admiración. Con una sonrisa cómplice se fundieron en un amoroso abrazo, mientras el Doctor le susurraba al oído: Gracias señorita Ángela por creer en mí. Muchas gracias por hacerme sentir importante y por enseñarme que yo podía marcar la diferencia. La señorita Ángela con lágrimas en los ojos, le contestó: Juan, estás equivocado. Tú fuiste quien me enseñó que yo podría marcar esa diferencia. No sabía cómo enseñar hasta que te conocí.

FIN

lunes, 13 de julio de 2015

Dr. Franzel Delgado Senior


Papi,
Hace 365 días exactos que el empecinado destino te arrancó tan cruelmente de nuestro lado, sumiendo a mi mamá, a mis hermanos, a nuestras familias y a tantos que te querían inmensamente en un dolor muy difícil de entender, de aceptar y de sobrellevar.

Paradójicamente, ha sido un año "fugazmente eterno" que en algún sentido nos ha martirizado lenta y largamente con inmensas dosis de incertidumbre, dolor y tristeza, pero por otro, pareciera haber pasado en apenas un soplo. Sí Pa, siento que te fuiste ayer, pero el dolor ha sido tan largo... Supongo que esa percepción es producto de lo complicado que nos resulta como seres humanos entender de esta vida, esa que tanto nos da y tanto nos quita, lo injusto, lo inadmisible y lo imperdonable. De forma que lejos de filosofar al respecto, pretendo en el sentido más pragmático posible hacerte llegar mis sentimientos en torno "al primer año de mi vida sin ti".

Aquí la vida sigue igual Pa, aunque potenciados los escollos naturales del día a día por la falta de protección y apoyo que siempre supiste darnos. Ahora que vivo en carne propia lo que eso representa para un hijo (definitivamente "nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde"), no hago más que obsesionarme con mi labor como padre. Veo a tu nieta, el amor de mi vida, y casi obsesivamente quiero retribuirle a toda costa toda esa sensación de protección absoluta que me diste a mi y a mis hermanos, y que hoy, al no tenerla, percibo con mucha mayor claridad y contundencia. Este año sin ti Pa, ha servido para hacerme ver cuanto supiste protegerme y apoyarme, darme confianza y seguridad, impulsarme. Muy aparte de la permanente incondicionalidad de mi mamá, de Caro, de mis hermanos, de mis cuñados, de mis primos, primas, tíos, tías y amigos, de los del alma, estar sin ti, es estar solo ante la adversidad, desnudo a la intemperie, y eso no es más que el reflejo de lo bien que lo has hecho mientras estuviste "en cuerpo" entre nosotros. Una vez más: !MIL GRACIAS VIEJO, QUE BIEN LO HICISTE!

Se te extraña Papi, se te extraña profundamente. A cada alegría y buen rato le faltas tú, siempre. El dolor no se va, me acompaña, sigue ahí, pero lo acepto feliz porque es el vivo y permanente recuerdo tuyo, el reflejo de todo lo afortunado que fui teniéndote aquí y siendo omnipresente durante toda mi vida. Te siento siempre ahí, en todo. En lo bueno, en lo malo, en el placer, el las angustias. Te hablo, te cuento, y sé que me escuchas. Te pregunto cómo vas, qué haces, y no me respondes, pero sé que estás bien, lo siento. Sé que eres feliz, sé que tienes paz y sé que llenas tu existencia de amor y de alegrías en compañía de tantos de los buenos afectos que al igual que tú nos dejaron para trascender. Sé que con Memito hablas de mi, de mis cosas, de mis preocupaciones, de mis errores, de mis aciertos, mientras saben que estaré siempre bien. Sé que mis abuelos te quieren a cada instante y te sientes niño nuevamente. Sé que con el Gallito nos cuidas y velas por nuestro bienestar. Sé que sigues llenando a tantos amigos y demás seres queridos que allí te acompañan de la mejor vibra. Sé que eres testigo permanente de nuestras risas y llantos, a la vez que gozas de la certeza de que siempre estaremos bien, mientras nos esperas, sin prisa, y con la paz que el infinito y la trascendencia del alma merecidamente te han regalado. Y sé que estas ahí, en mi sofá, en mi carro, en la mesa, al lado mío, cuando veo algún peliculón, cuando oigo maravillosa música (de esa que duele tanto escuchar sin ti), cuando como algo sabroso o cuando disfruto o sufro con algún evento deportivo de esos que compartíamos aquí abajo. 

Pa, no puedo negarte lo cuesta arriba que se nos puso la vida sin ti, brutalmente cuesta arriba, pero debo decirte que, a mi muy humilde entender, estamos cumpliendo a cabalidad con aquella promesa que te hice alguna vez, abrazados en la cama días antes de que decidieras finalmente partir y borrar en un suspiro tanto sufrimiento en cuerpo, acerca de aprender a ser felices sin ti, a solventar el tremendo escollo de tu ausencia y a sentirte siempre aquí, aún estando allá.

Estamos bien Papi. Mi mamá no ha hecho más que corroborar su entereza, su fortaleza, su inteligencia, su espectacular disposición a superar los duros golpes de la vida, sin resentimientos con ésta, al contrario, con absoluto agradecimiento por lo que ha tenido. Mi mami es "una dura" Pa y poco a poco aprenderá a sobrellevar mejor el camino sin ti, sin su inseparable amor, para así, cuando decida zarpar a reunirse contigo, esta vez para siempre de verdad, hacerlo satisfecha de haber exprimido el tiempo en vida con sus hijos, nietos, hermanas, sobrinas, nueras, yerno, primos, primas y tantos afectos que han sabido cobijarla, quererla, empujarla y que merecen disfrutarla aún mucho más a la vez que ella a nosotros.

Papi, sembraste amor. Sembraste principios férreos basados en la ética, en la honestidad, en la generosidad, en la justicia y en la pasión por la vida. Sembraste coraje e inteligencia para afrontar aquello en apariencia no grato del destino. Sembraste resignación, paciencia y confianza explicándonos que todo lo que nos pasa tiene una razón de ser y que ésta siempre es para bien. En fin, sembraste durante tus benditos 68 años de existencia las bases para que en cualquier circunstancia pudiéramos ser felices, y siempre, en todo caso y por encima de todo, gente de bien. Eso Pa, no te lo podré pagar nunca, por lo cual, sólo puedo agradecértelo, a la vez que prometerte prolongarlo en cada caso que sea posible extendiendo así por acá tu extraordinario e invalorable legado.

Gito querido, sigues aquí, a cada instante y eternamente, y saber que eso no me lo podrá quitar nadie te confieso que me llena de seguridad, felicidad y paz. MIL GRACIAS PA!

Un beso lleno de amor y de los mejores recuerdos, de tu hijo que te ama y extraña profundamente,
Chilo 

PD: Sirvan estas líneas especialmente para agradecer en nombre mi papá, mi mamá y de mis hermanos tantas muestras de afecto y apoyo durante todo el proceso del viejo y desde su partida hasta hoy. Un millón y medio de gracias por tanto amor y solidaridad a aquellos que no han dejado de estar ahí. Dios les devuelva tanto cariño y disposición. Espero de todo corazón haberle llegado a todos aquellos que nos han arropado de una u otra manera, y además, ayude a cada uno a tomar conciencia del valor que tiene tener en vida a sus más cercanos afectos. Gracias por quererlo tanto a él y a nosotros.